Autor Tema: una vision  (Leído 1925 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado charlief2001

  • Hero Member
  • *****
  • Mensajes: 1478
  • viajero del alma
    • Ver Perfil
una vision
« en: Enero 12, 2021, 05:09:30 pm »
Una Vision
El muelle se ve con esos colores secos de las películas viejas y gastadas de los años 70.
Hecho con troncos de sauce pelado y verde, para que su duración y resistencia sea mayor, las tablas desparejas de madera de diferente espesor forman ese deck que oficia de descanso para esperar la “Galofre” o la lancha almacenera,
 Las personas que llegan,  si son gente vecina o conocidos, entran al canal y amarran más cerca de la casa, los desconocidos en el muelle, alejados de la intimidad y los conocidos que son como parte de la familia tienen el acceso permitido a la casa, es una ley de cortesía no escrita que se cumple a rajatabla.
Veo su silueta que se está transparentando como si fuera un holograma, su bikini rojo comienza a verse desgastado, como una foto que se avejenta con el paso del tiempo.
No hay lugar para nada mas, todas las tardes veo su silueta sentada en el muelle, su cara iluminada por el sol de la tarde, con esos tonos rojizos del ocaso en el rio, puedo adivinar a la distancia una sonrisa imposible, ya que no estoy a su lado, es una visión, está en mi mente, ella es una visión y yo soy un holograma que no puede acercarse, no puedo interactuar con esa imagen pegada en mi memoria, que se va ajando y va desapareciendo con el paso del tiempo, los colores se confunden y la imagen se hace borrosa. Me escondo entre los juncos de la costa, el agua que me llega a la cintura se siente fría, espesa.
Me esfuerzo por aclarar la vista, por ver si está sola, no sabe que yo estoy allí, siempre observándola, siempre presente, en la distancia.  “ni tan lejos ni tan cerca” siempre ajeno a su mundo.
Cada vez me es más difícil distinguir su imagen en el muelle, ya no siento el roce de su piel, una ráfaga de viento  hace susurrar a las casuarinas y le da en la cara haciendo ondear sus cabellos negros.
viajero del alma